Capital Riesgo

Las entidades de capital riesgo son entidades financieras cuyo objeto principal consiste en la toma de participaciones temporales en el capital de empresas no cotizadas, generalmente no financieras y de naturaleza no inmobiliaria. Las entidades de capital-riesgo pueden tomar participaciones temporales en el capital de empresas cotizadas en las bolsas de valores siempre y cuando tales empresas sean excluidas de la cotización dentro de los doce meses siguientes a la toma de la participación. Ejemplos de este tipo de adquisición, en España, ha sido la compra de las compañías Amadeus1 oCortefiel2 por parte de entidades de capital riesgo.

El objetivo es que con la ayuda del capital de riesgo, la empresa aumente su valor y una vez madurada la inversión, el capitalista se retire obteniendo un beneficio.

El inversor de riesgo busca tomar participación en empresas que pertenezcan a sectores dinámicos de la economía, de los que se espera que tengan un crecimiento superior a la media. Una vez que el valor de la empresa se ha incrementado lo suficiente, los fondos de riesgo se retiran del negocio consolidando su rentabilidad. Las principales estrategias de salida que se plantean para una inversión de este tipo son:

  • Venta a un inversor estratégico.
  • IPO (Oferta pública inicial) de las acciones de la compañía.
  • Recompra de acciones por parte de la empresa.
  • En los últimos años ha sido también muy frecuente la venta a otra entidad de capital riesgo.

El capital riesgo opera valorando el plan de negocio de los proyectos que les presentan los emprendedores mediante Comités de Inversión, que analizan la conveniencia de entrar en el accionariado de esas empresas.

Leave a Reply

Especializados en

GESTIÓN PATRIMONIAL.

Asesoramiento estratégico.

Valoración de empresas.

Inversión en bienes raíces:
- Inmuebles.
- Hoteles.
- Recursos Naturales.

Consultoría financiera y análisis de riesgo.

Capital Semilla.